¿Cuáles son las claves para el desarrollo profesional de las mujeres?

6 diciembre, 2019, El Clarín

Tener un sentido de propósito, desarrollar mucha resiliencia para superar obstáculos y trabajar en una sólida red de contactos profesionales son las claves para el desarrollo profesional que destaca Paula Altavilla, directora de región sur para Whirlpool, quien fue elegida recientemente como “mujer destacada en el ámbito empresarial” del año 2019 por Women Corporate Directors (WCD), Capítulo Argentina.

A continuación, algunas preguntas que El Clarín realizó a Paula Altavilla:

- ¿Cómo es tu relación con el poder y el liderazgo, que no siempre tienen buena prensa para las mujeres?

- Cuando los hombres son ambiciosos, están cumpliendo un mandato social: socialmente se espera que el hombre sea exitoso profesionalmente y la ambición no está mal vista para ellos. Pero, para las mujeres, el mandato social suele pasar –por ejemplo- por ser buenas madres. Entonces, el mismo comportamiento que está bien visto en el hombre, está mal visto en una mujer. Yo nunca pensé en acceder a lugares pura y exclusivamente como un tema de ambición, sino para ganar un grado de libertad para generar un impacto mayor. Mi principal motivación es impactar positivamente en mi entorno, dándole la oportunidad a mi familia de cumplir algunos sueños, y la oportunidad a la gente que trabaja conmigo de desarrollarse profesionalmente y encontrar su lugar, y sentirse realizados con aquello a lo que le dedican diez o doce horas de sus vidas todos los días. Desde esa perspectiva, no tengo mucho problema con la ambición: acceder a lugares de mayor responsabilidad y poder me permite tener un impacto positivo mayor, y no veo nada malo con eso.

- La resignificación de los errores es una tendencia en Argentina y el mundo, que busca enfocarse en el aprendizaje que nos aportan los fracasos. ¿Cuál es tu mirada sobre esto?

- Hay una frase que me gusta mucho que dice que “el exitoso es alguien que fracasó muchas veces pero lo intentó una vez más”. Cuando uno se equivoca es cuando más aprende, porque lo importante es no quedarse en el error, sino en entender lo que uno aprendió y seguir adelante.

Pensando en su propia historia, Paula recomienda “no estirar las etapas y poder cerrar los ciclos a su debido tiempo; ese fue mi aprendizaje más grande. Hay que ser fiel y honesto con uno mismo. En una época se nos decía que las mujeres teníamos que adoptar algunos comportamientos que no nos eran tan propios –como aprender de fútbol o lo que fuere- para poder crecer. Creo que no es tan así. Hay que aceptarse como uno es y encontrar los lugares donde uno agrega valor, tal cual como uno es. No buscar cambiarse para crecer, ser genuino”.

 Para leer la nota completa, haz clic en el botón de abajo.

Lee la noticia completa

Tipo de recurso: Noticias

Para poder comentar es necesario que inicies tu sesión o te registres en Red PROLID.