Nivelando la cancha - debates anteriores

En la última década, dirigentes mujeres como Michelle Bachelet o Dilma Rousseff presidieron importantes naciones en América del Sur. Sus presidencias convirtieron a la región en un ejemplo para todos aquellos que buscan un lugar más equitativo para las mujeres en la política. Sin embargo, en el 2018 cuando la presidenta de Chile termine su mandato, no se espera que haya una presidenta en ninguno de los países del continente.

¿Cuáles consideras que son las razones por las que no se siguió la tendencia de tener a más mujeres en el poder? Te invitamos a comentar y compartir tus experiencias en la sección de comentarios.


Cómo criar a un hijo feminista

FUENTE: New York Times Claire Cain Miller

La definición de feminismo es simple es: alguien que cree en la igualdad entre hombres y mujeres. La periodista Claire Cain Miller habló con neurocientíficos, economistas, psicólogos y otros especialistas para que brindaran perspectivas distintas y consejos específicos sobre cómo criar hijos feministas. En el siguiente texto está la recopilación de la información que los expertos le brindaron a Miller.

¿Te gustaría que tus hijos fueran feministas? ¿Hay algún estereotipo o connotación positiva o negativa del feminismo que tú perpetúas en tu casa? Te invitamos a comentar y compartir tus experiencias en la sección de comentarios.


Aunque en México existen las cuotas de género desde hace casi dos décadas, los partidos políticos buscaron la manera de sabotear la ley. El año en donde la situación fue más que obvia fue en 2009, cuando el mismo día, 18 diputadas recién electas renunciaron a su cargo y le cedieron su espacio a sus suplentes, todos ellos hombres. A este fenómeno se le dio a conocer como el de las “juanitas”. Además, otra estrategia usada por miembros de los partidos para llenar las cuotas sin interés de tener a más mujeres en posiciones de liderazgo político es enviarlas a competir en distritos electorales donde sus partidos no tienen posibilidades de ganar. Para leer el artículo completo, haz clic aquí.

 

¿Qué otras estrategias ha utilizado tu partido para cumplir o evadir cumplir con cuotas? ¿Hay algún estereotipo por haber llegado a alguna posición de liderazgo por medio de la cuota? 

 


Según estudios de la Universidad de Oxford, los estereotipos de género tienen una influencia importante en el desarrollo de los niños, y en su proyecto de vida a futuro. Alicia Ródenas, una estudiante española de 17 años, realizó un video que se ha vuelto viral, en el que presenta comentarios que son utilizados de manera cotidiana, los cuales muestran mensajes que perpetúan estereotipos contra las niñas y las mujeres: “Si te gusta jugar con los chicos, te van a llamar marimacho”, o “el futbol es para los hombres”, o “los hombres y las mujeres no pueden ser amigos”, etc.

 ¿Qué frases has escuchado en el pasado, que perpetúan estereotipos contra las mujeres? ¿Son los hombres o las mujeres los que incentivan la existencia de estereotipos contra las mujeres? ¿Has tenido que enfrentar algún tipo de estereotipo contra las mujeres en tu lugar de trabajo? 


Latinoamérica es una de las regiones del mundo que más ha avanzado en la representación femenina en política, solo superada por Escandinavia, gracias a las leyes de cuotas que son habituales en todo el continente. Sin embargo, llama la atención que en esta misma área del mundo, el sector privado es muy reacio a dar paso a mujeres en sus espacios directivos: ¡en un 73% de empresas latinoamericanas no hay una sola mujer en sus directorios!. Para revertir esta situación, hace falta crear una cultura corporativa y establecer metas verificables. El BID, embarcado hace años en esta cultura de la igualdad, ha adoptado, y propone generalizar, prácticas como la de obligar al equilibrio de género en las entrevistas de trabajo o pedir currículums ciegos donde no se menciona el sexo del aspirante.

¿Qué prácticas por la equidad de género que conoces crees que son aplicables tanto a las instituciones públicas como privadas? Si hubiera un “ranking” por la igualdad o la igualdad se midiera, ¿cómo puntuaría tu institución? ¿Qué piensas de que sea un banco de desarrollo el que esté liderando las políticas de igualdad, en el interior de su institución, en América Latina?

 


En la colonia británica de Turcos y Caicos se da un fenómeno único en el mundo: los principales cargos del poder ejecutivo y del judicial son mujeres, por muy amplia mayoría. La primera ministra Sharlene Cartwright Robinson lo tiene claro: fue su trabajo como parlamentaria durante ocho años la que le permitió que la población la viera ya no como mujer, sino como persona capacitada y dedicada a su cargo. La Fiscal General, por su parte, destaca que ha sido la presencia de mujeres en la sociedad civil y el mundo corporativo el que ha allanado el camino hacia la política. Ambas creen que una mujer sí aporta valores específicos a la política: atención a los detalles, versatilidad e inteligencia emocional.

¿Crees que es casual que Turcos y Caicos sea una colonia británica? ¿Sería esto posible en los países de cultura hispánica? ¿Por qué?

 

 


En Uruguay está ganando peso una corriente de opinión contraria a las leyes de cuotas para mujeres, incluso entre algunas legisladoras que argumentan que la presencia de una mujer en un puesto por cuota es ofensiva, pues se le presupone incapacidad para ganarlo por méritos propios. En Uruguay las mujeres son la mitad del el Consejo de Ministros, más de la mitad del Poder Judicial y son muy abundantes en el parlamento y hasta en la empresa privada. Quedan bolsones de oposición masculina a su presencia en ámbitos como la policía, las fuerzas armadas o la dirigencia política, pero esto pronto será un anacronismo en una sociedad donde las mujeres cada vez muestran más su valía en todos los órdenes.

¿Crees que la realidad uruguaya es trasladable a tu propio país? ¿Qué te parece que haya mujeres anti cuotas? ¿Crees que solo con las cuotas las mujeres pueden llegar a tener posiciones de liderazgo?

 

 


Que una reunión de empresarios chilenos termine con el regalo de una muñeca inflable al ministro de Economía resultó bochornoso, pero sirvió al menos para dejar en evidencia el enorme déficit que queda en el país para lograr la paridad de género: Chile ocupa el puesto 119 dentro de 144 países en el ranking de igualdad del Foro Económico Mundial, y la proporción de mujeres en directorios empresariales no llega al 6%. La presidenta Bachelet hizo bandera de la paridad en su primer mandato, pero en el segundo, y pese a haber encabezado en el intermedio ONU Mujeres, parece haber relegado la cuestión fuera de sus prioridades. Solo en 2017 se aplicarán las cuotas en las listas electorales, mucho más tarde que otros países de la región, y lo cierto es que un 86% de las chilenas siente discriminación laboral.

¿Qué les pasa a nuestras políticas que también ellas terminan relegando las cuestiones de género? ¿Faltó coherencia entre la Bachelet mundial y la Bachelet de casa en lo referente al género? ¿Imaginas en tu país un incidente parecido al de la muñeca inflable?

 


La diputada de Oaxaca Eufrosina Cruz Mendona ha denunciado a un periodista por haber publicado en su cuenta de Facebook un comentario donde se aúna el racismo con el machismo más clásico: el periodista le reprocha haber pasado de “vender frijolitos y tortillitas” a vestirse con sacos Burberry y bolsos de Prada, antes de concluir: “Hoy su vestimenta humilla a cualquiera”. La diputada consideró lamentable que se confunda el periodismo y la libertad de expresión, legítimos y protegibles, con un claro acto de discriminación por razones étnicas prohibido por la misma Constitución mexicana, y consideró que lo sucedido es una muestra más de la violencia política ejercida contra la mujer.

¿Acaso no tiene derecho una política indígena a vestirse con la ropa de su elección? ¿Habría existido tal comentario tratándose de una diputada no indígena? ¿Qué clase de comentarios  negativos constituyen violencia política?

 

 

 


La Fiscal General Thelma Aldana ha impulsado en el Ministerio Público de Guatemala un plan estratégico de igualdad entre hombres y mujeres en su organismo que ayude a superar varios fenómenos: la fuerte diferencia salarial, la poca inclusión de las mujeres en puestos de poder, su baja participación política, el casi inexistente acceso a programas productivos y un limitado acceso a la justicia. El plan se ha elaborado a través de un proceso participativo donde los trabajadores y trabajadoras han sido invitados a participar, y ha incluido además una perspectiva inclusiva desde el punto de vista social y también étnico.

¿Existe en tu ministerio o tu organismo un plan de igualdad, o algunas políticas en este sentido? ¿Te han invitado alguna vez a participar en un proyecto parecido? ¿En qué sector de la vida pública de tu país ves una mayor promoción a la igualdad de género?

 

 


La política de cuotas ha sido crucial para ver a más mujeres en los órganos legislativos y de gobierno de todos los países, pero el machismo siempre acecha: en la República Dominicana, la Unión de Mujeres Municipalistas ha denunciado cómo los partidos en su país ponen a mujeres en sus listas con el único fin de cumplir las cuotas y luego, una vez electas, les obligan a renunciar a sus cargos. En palabras de Aura Saldaña, las mujeres están siendo utilizadas como “conejillas de indias” por parte de los partidos, y lo peor es que la legislación no las protege porque esas prácticas no están expresamente penalizadas.

 ¿Has conocido casos similares de mujeres elegidas solo por la forma? ¿Qué tipo de perfil tienen las mujeres que se prestan a este juego? ¿Debería penalizarse con multas o de otro modo a los partidos que incurran en estas prácticas?

 

 


Una encuesta entre legisladoras de Córdoba (Argentina) reveló que un 60% de ellas consideró definitivo o muy relevante la existencia de un sistema de cuotas femeninas para haber llegado a donde estaban. Casi dos terceras partes dijeron tener algún familiar en política que les influyó para animarse a integrar la carrera y que hizo que, por ejemplo, en sus hogares se hablara mucho de política. La entrada en política se hizo en casi la mitad de casos a través de un partido, mientras que un 11% citó a organizaciones estudiantiles. En cuanto a la percepción de discriminación por razones de género, un 55% de ellas dijeron haberla padecido en algún momento de su carrera.

¿Crees que las mujeres deben ser capaces de alcanzar, por sus propios méritos, cargos políticos sin la necesidad de contar con “mecanismos de afirmación positiva” como las cuotas o cupos que buscan equilibrar situaciones desventjosas? ¿Por qué?