LaRepublica.Net LaRepublica.Net

Estereotipos de género en el trabajo

6 septiembre, 2018, Forbes México

En un análisis sobre los estereotipos de género en el trabajo, se muestra como la norma cultural que pesa sobre la mujer hace que sean las propias mujeres quienes se resistan al progreso de otras que quieran acceder a espacios de poder.

Además, las mujeres que intentan ascender empleando actitudes socialmente consideradas como masculinas son vistas como “agresivas” o con una “falta de capacidad para ocupar esos espacios”.

La integración de la mujer en el trabajo como extensión de sus labores domésticas (como madre o esposa), genera adicionalmente la tendencia de la ocupación de la mujer en trabajos que representan roles considerados como “femeninos” (en sectores como educación, salud, soporte administrativo, y de servicios), y no en trabajos que representan roles “masculinos”, como en áreas de producción o construcción.

En México, de acuerdo con mediciones realizadas en 2013, el 40% de los puestos de trabajo ocupados por mujeres se enfocaron en sectores como la cultura y el turismo.

En 2018, de acuerdo con cifras del Foro Económico Mundial, la participación femenina se enfocó mayormente en los sectores de: Cuidado de la Salud (61%), Educación (59%) y en organizaciones no gubernamentales (57%), mientras que la menor representatividad se enfocó en Manufactura (23%), Energía/Minería (25%) y Software/Tecnologías de la Información (27%).

Esto es muy interesante, considerando que la participación femenina ha aumentado en carreras profesionales relacionadas a las Tecnologías de la Información (5%), Servicios Corporativos (4.9%) y Administración Pública (4.9%) de acuerdo con el mismo estudio.

A pesar de que mujeres calificadas están saliendo de los sistemas educativos, las organizaciones en muchos casos están fallando en atraer, retener y promover el talento femenino.

La competitividad y la búsqueda de la sustentabilidad en los negocios obligan a las organizaciones a ser agentes de cambio que impulsen proactivamente, a través de estrategias, programas y prácticas, la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres.

Lee la noticia completa

Para poder comentar es necesario que inicies tu sesión o te registres en Red PROLID.