¿Y para qué queremos que las mujeres nos gobiernen?

Son pocas las mujeres que han gobernado los municipios y las delegaciones de México, así que si tú conoces a una de ellas, puedes sentirte especial. En el año de 2002, sólo 81 mujeres gobernaban un municipio. Actualmente hay 349 mujeres de un total de 2.467 municipios que conforman el país.

Tenemos muchos obstáculos para lograr ejercer nuestros derechos como ciudadanas en México. A pesar de que las mujeres obtuvieron el derecho al sufragio en el ámbito municipal en 1947 (incluso antes que a nivel nacional que fue en 1953), apenas en septiembre del año pasado, en Guevea de Humboldt, Oaxaca: las mujeres pudieron sufragar por primera vez. Sí has leído bien, en ese lugar, las mujeres no eran ciudadanas.

El machismo sigue siendo un problema estructural, tristemente hemos tenido casos como en Chiapas donde dos presidentas municipales fueron obligadas a renunciar. A pesar de que el máximo tribunal del país (TEPJF) las restituyó, ellas tienen que ejercer a través de gobiernos itinerantes para evitar poner en riesgo su vida. Asimismo, en varias latitudes todavía hay quienes afirman “¿Qué va a saber una mujer gobernarnos?”, “¡Viejas revoltosas! De gobernar no saben nada. Lo que deben hacer es irse a trapear a su casa. ¡Dejen el palacio municipal!”.

Esas y peores expresiones de políticos de todos los niveles se realizan contra las mujeres, ya que ellos consideran que el poder lo deben ejercer los hombres, porque según ellos, tienen toda la experiencia y capacitación; mientras que las mujeres que quieren el poder son consideradas transgresoras por salir de su casa y no cuidar a la familia. Sabemos perfectamente que los prejuicios no se cambian por decreto y, lamentablemente, mientras no haya sanciones efectivas contra el acoso y la violencia política contra las mujeres, seguiremos viviendo episodios de violencia o escuchando expresiones que desacreditan a las mujeres que aspiran ocupar un cargo o se encuentran ejerciéndolo o han sido gobernantes.

A partir de los noventa se han realizado una serie de reformas políticas que iniciaron con cuotas de género para, en un principio recomendar y luego, como hacían caso omiso, obligar a los partidos políticos a postular a mujeres en las candidaturas de elección popular; no obstante, como estas medidas eran insuficientes, en el año de 2014 se modificó la Constitución para incorporar el principio de la paridad de género que ha traído un sustantivo incremento de mujeres en los poderes legislativos con una representación femenina de 42%.

En los espacios ejecutivos mexicanos todavía contamos con escasa presencia femenina ya que sólo hay una gobernadora en las 32 entidades federativas y, como se mencionaba inicialmente, 349 presidentas municipales que representan el 14% del total. A pesar de la paridad en el estado de Campeche, actualmente no gobierna ninguna presidenta municipal y en la Ciudad de México la cifra de Jefas Delegacionales (gobierno subnacional) disminuyó en las últimas elecciones. Para mayor información gráfica de la presencia de las mujeres en los gobiernos municipales de 2005 a 2017, haga clic aquí. 

La democracia sigue estando en deuda con las mujeres. Los hombres tienen garantizado su espacio pero las mujeres tienen que pelear por él; por ello es fundamental que se brinden las condiciones necesarias para que puedan ocupar cargos de toma de decisiones, y no porque creamos que las mujeres son mejores que los hombres o menos corruptas o más eficaces y/o eficientes, no, nada de eso, simplemente porque en las sociedades democráticas todos los sectores de la población deben estar representados y en México las mujeres son más del 50% de la población y es primordial que se encuentren equitativamente representadas.

En 2018 se van a disputar 3447 cargos en México y en la mitad de ellos deben competir mujeres, ahora sólo nos queda esperar que los partidos no las postulen en lugares con pocas posibilidades de triunfo y no busquen vacíos en las leyes para evitar cumplir con el mandato constitucional. Asimismo, es deseable que las mujeres que logren el triunfo, ejerzan un liderazgo democrático que busque transformaciones profundas con la igualdad de género.

Sígueme: Twitter
Tema: Gobiernos locales y regionales
Tipo de recurso: Puntos de vista, blogs

Te ofrecemos artículos escritos por líderes de la región latinoamericana: políticas y políticos, especialistas o profesionales relevantes que ponen sobre el papel su experiencia en pro de unas sociedades más equitativas.

Georgina Cárdenas Acosta

Investigadora posdoctoral en el Centro de Investigaciones y Estudios de Género de la UNAM

Doctora en antropología social, actualmente investigadora posdoctoral en el Centro de Investigaciones y Estudios de Género de la UNAM. Representante del CIEG ante el Observatorio de participación política de las mujeres en México y el de la Ciudad de México. Experta en participación política de las mujeres en México y Violencia política contra las mujeres en razón de género.

Para poder comentar es necesario que inicies tu sesión o te registres en Red PROLID.