El Fracaso de la Ley de Cuotas de Brasil

Document

Hasta junio del 2017, en Brasil hay tenemos a 55 mujeres en la Cámara de Diputados, lo cual equivale al 10.5% de todos los miembros. Brasil se encuentra hasta abajo de la Clasificación Mundial de Mujeres del Parlamento de la Unión Interparlamentaria. La situación no mejora a nivel estatal y local, donde el 11.3% de las mujeres tienen asientos en una de las asambleas estatales, y el 13.5% de las mujeres tienen un asiento en uno de los miles de ayuntamientos del país. El bajo número de mujeres en posiciones legislativas en Brasil es desconcertante, sobre todo porque el país tiene una ley de cuotas del 30% para mujeres en estos tres puestos.

¿Por qué no funciona la ley de cuotas de género de Brasil? La respuesta corta: apoyo limitado de los partidos, sin embargo, la situación es más compleja. Fundada en 1995, la Ley de Cuotas exigía a todos los partidos que se postularan a un asiento legislativo (Ayuntamiento, Asamblea del Estado y Cámara de Diputados) a destinar el 30% de sus candidaturas al género menos representado de su partido, el cual siempre han sido las mujeres.

Con apoyo de la Bancada Feminina a principios de la década de 1990, la Ley de Cuotas fue modificada y diluida por las élites masculinas de los partidos. La ley final, firmada e implementada sin mucha fanfarria, estaba llena de lagunas legales, permitiendo que el partido continuara con listas sin prácticamente ninguna mujer. En uno de mis artículos publicado en 2016*, mi coautora Kristin Wylie (Universidad James Madison) y yo profundizamos sobre las lagunas legales de la ley y las estructuras institucionales que hicieron que la misma prácticamente no tuviera sentido alguno. Argumentamos que la naturaleza del sistema electoral, el gran número de partidos y el predominio masculino del liderazgo partidario hicieron una ley que tuvo un impacto limitado en el número de mujeres elegidas para el cargo.

Cámara de los Diputados en Brasil. Fuente: http://www2.camara.leg.br/ Cámara de Diputados en Brasil. Fuente: http://www2.camara.leg.br/

El sistema de representación proporcional de lista abierta de Brasil es el primer obstáculo. Debido a que los votantes eligen una boleta individual y no un partido (como el sistema de listas cerradas en Argentina), los candidatos compiten con otros partidos y con candidatos dentro de su propio partido, ya que necesitan votos individuales para ganar un asiento. Además, hay un número extremadamente alto de partidos (35 al escribir este texto). Ahí tenemos la receta para una de las elecciones legislativas más competitivas y costosas en el mundo. Por lo tanto, cuando los líderes del partido están seleccionando a quién prestar apoyo durante las elecciones, probablemente dependerán de políticos establecidos (casi todos varones) o individuos directamente relacionados con el liderazgo del partido, predominantemente masculino.

Las lagunas de la ley, combinadas con una falta de voluntad general por parte de las élites locales del partido de verdaderamente empoderar y elegir a las mujeres, dieron lugar a la obtención de números decepcionantes. La ley exigía que las partes reservaran el 30% de los asientos, y el lenguaje permitía no tener mujeres y seguir siendo “legal”, ya que no llenaban todos los lugares legalmente disponibles en su boleta.

Entre 1994 y 2008 el porcentaje de mujeres elegidas en la Cámara de Diputados aumentó del 6.6% al 8.8%. Los partidos nominaron a más mujeres como candidatas, pero muy pocos alcanzaron el umbral del 30%. Así que en 2009, el Congreso aprobó una reforma que, entre otras cosas, buscó cerrar al menos algunas de las lagunas presentes en la Ley de Cuotas, por ejemplo, la cláusula “reservada” a la asignación de candidaturas (para una discusión detallada ver Wylie y dos Santos 2016)*. Esta cláusula decía que se asignarían el 5% de los fondos del partido para promover la participación de las mujeres, y un 10% del tiempo de TV del partido asignado para las mujeres candidatas. Esta acción trajo a más mujeres candidatas, pero no aumentó considerablemente el número de mujeres elegidas. Las partes siguieron encontrando maneras de socavar la ley mediante la nominación de candidatas laranja, mujeres que fueron listadas como candidatas pero que no hicieron verdadera campaña. La mayoría de los líderes hombres de todo el país sigue ignorando la cuestión de la poca representación de las mujeres para mantener los beneficios que les brinda el status quo.

Los partidarios de la representación de las mujeres en Brasil continúan luchando para tener una Ley de Cuotas más fuerte, y por una mayor representación de las mujeres. A mi parecer, para cambiar significativamente el número de mujeres elegidas para cargos legislativos en Brasil, la ley debe ir más allá del candidato, alentando o forzando a los partidos a incluir más mujeres en posiciones de liderazgo. Hasta que los partidos cambien la mentalidad de que “todos los clubes deben ser masculinos”, las mujeres tendrán que seguir luchando desde afuera, limitadas por la actual Lei de Cotas.

*Si deseas obtener alguno de los artículos mencionados por el autor en este post, por favor manda un correo electrónico a: dos@luther.edu

Sígueme: Twitter
País: Brasil
Tipo de recurso: Audiovisuales

Te ofrecemos artículos escritos por líderes de la región latinoamericana: políticas y políticos, especialistas o profesionales relevantes que ponen sobre el papel su experiencia en pro de unas sociedades más equitativas.

Pedro de Abreu Gomes dos Santos

Director del Programa de Estudios Internacionales en Luther College

Profesor Asistente de Ciencias Políticas y Director del Programa de Estudios Internacionales en Luther College (Iowa, EE.UU.). Ph.D. en Ciencias Políticas de la Universidad de Kansas, donde también completó un Máster en Ciencias Políticas y un Certificado de Posgrado en Estudios de Mujeres, Género y Sexualidad. Recibió una licenciatura en Negocios Internacionales y Ciencias Políticas de la Universidad de Baker (Kansas, EE.UU.). Su investigación se centra en la representación de las mujeres en Brasil. Su obra ha sido publicada en Política y Género, y Políticas Latinoamericanas. Actualmente está trabajando con otros autores en un libro sobre la representación de las mujeres bajo la presidencia de Dilma Rousseff.

 

Para poder comentar es necesario que inicies tu sesión o te registres en Red PROLID.