Te ofrecemos artículos escritos por líderes de la región latinoamericana: políticas y políticos, especialistas o profesionales relevantes que ponen sobre el papel su experiencia en pro de unas sociedades más equitativas.

¿Por qué es vital que las mujeres desarrollemos nuestro potencial?

La igualdad de las mujeres debe ser un componente central en cualquier intento para resolver los problemas sociales, económicos y políticos. Kofi Annan

¿Cuál es la gran revolución del siglo XXI? Las mujeres tomando decisiones en los espacios de poder. Hoy en día, podemos nombrar a varias mujeres líderes en la política de nuestra región, sin embargo, no son suficientes. Las mujeres somos más de la mitad de la población del planeta, y las mujeres líderes en espacios de poder son minoría.

Tener a más mujeres líderes tiene un impacto positivo en nuestras economías. De acuerdo con el Instituto Global McKinsey, el avance en la equidad de género podría tener un impacto económico de $12 trillones de dólares en el Producto Interno Bruto Global para el año 2025. Pero para lograr este y otros cambios importantes, es necesario que nosotras tomemos consciencia, en conjunto, del enorme poder que tenemos.

sexualidad_ninos

El poder de las mujeres

En la actualidad, nos enfrentamos a una enorme falta de representatividad, lo que significa que la diversidad de nuestra sociedad no se expresa efectivamente en la política. La democracia representativa no funciona si no abraza la inclusión y la diversidad. Para ello, los grupos de interés deben estar representados y las mujeres (el 51% de la población del planeta), debemos estar representadas por nuestros gobernantes. 

Las mismas mujeres somos distintas unas de otras, somos un grupo heterogéneo. Por eso es importante que haya muchas mujeres en política, porque cada una representa a la vez a todas las mujeres y a un grupo específico.

Uno de nuestros grandes retos regionales es plantear no solo el acceso a la participación de la mujer en los espacios de toma de decisiones, sino que impulsar el liderazgo de ellas para que puedan influenciar las agendas políticas a favor de la igualdad de género.

Liderar con responsabilidad

Las mujeres también debemos asumir las responsabilidades que nos corresponden. Para ello, cada una debe explorar dentro de sí misma cómo puede aportar y desarrollar su potencial. Debe cultivar su independencia e identificar sus propios talentos para desarrollar su misión personal.

Personalmente, he descubierto que mi propia misión es apoyar a personas en espacios de liderazgo, para que ellas a su vez puedan ofrecer lo mejor de sí mismas; y con ese efecto multiplicador, contribuir a fortalecer nuestra sociedad hacia el desarrollo y la justicia. Aún más, si esas personas son mujeres, pues el impacto positivo de su liderazgo es crucial.

InfoBaeLas mujeres podemos liderar con mucha inteligencia emocional. Nuestro cerebro tiene siglos de estar perfeccionando el arte de “leer” emociones en los rostros, sobre todo por sus condiciones biológicas para la maternidad. Además, las mujeres podemos ser vulnerables y fuertes a la vez. Vulnerables en el sentido que plantea Brené Brown en su libro Daring Greatly (El poder de ser vulnerable), donde asegura que vulnerabilidad es conocer bien las propias emociones. También somos fuertes y resilientes, con gran capacidad de incidir profunda y positivamente en nuestro entorno.

Para avanzar frente a los retos que tenemos por delante, las mujeres debemos romper con los mitos y pensamientos limitantes que hemos acarreado durante siglos. No es cierto que tengamos menos confianza en nosotras mismas que los hombres. En realidad, esa supuesta falta de confianza está asociada con rasgos de las mujeres como ser más realistas y rigurosas en la autoevaluación. Tampoco es cierto que seamos menos ambiciosas que los hombres. Numerosos estudios demuestran que, al inicio de la carrera profesional, las mujeres aspiramos lo mismo que ellos. El problema es que, a lo largo del camino, encontramos tantos obstáculos para desarrollarnos, que algunas perdemos el impulso.

Por esa razón, somos necesarias en mucha mayor cantidad. Las mujeres que ya lideran tienen la responsabilidad de asegurarse de eliminar esos obstáculos y de que muchas otras tengan espacios de poder; particularmente, en los lugares donde se diseña la política pública, para contribuir, desde nuestra óptica singular, a la construcción de sociedades más equilibradas, equitativas y justas.

¿De qué manera crees que afectaría el tener a más mujeres en posiciones de poder y toma de decisión en nuestra región?

 

Sígueme: Twitter
Tipo de recurso: Puntos de vista, blogs


Sol Echeverría

Psicóloga

Diseñadora de soluciones por naturaleza y tejedora de redes humanas. Es empresaria, psicóloga y coach. Es experta en el desarrollo del liderazgo para maximizar el potencial de las organizaciones. Socia fundadora y presidente de BDS Factor Humano, parte del grupo BDS Asesores, firma laboral y de capital humano líder en Centroamérica.

Para poder comentar es necesario que inicies tu sesión o te registres en Red PROLID.